Espronceda 214-216 . 08018 Barcelona | Teléfono (+34) 93 412 00 73 | altarriba@altarriba.org
 
Desde Fundación Altarriba, reconocida por la Generalitat de Catalunya como entidad protectora medioambiental, os recordamos la importancia de respetar el medio ambiente para proteger a las especies animales y su hábitat. Sobre todo aquellas que se encuentran amenazadas. Es nuestro mundo, el de todos los seres vivos: ¡cuidémoslo! 
¿Sabías que el lobo ibérico...?

Desde Fundación Altarriba nos solidarizamos con el Lobo: el mes de abril lo dedicamos a conocer mejor al Lobo y el por qué esta especie está amenazada.

• ¿Sabías que el lobo (canis lupus) es una especie de mamífero placentario del orden de los carnívoros, y que el perro doméstico (Canis lupus familiaris) se considera miembro de la misma especie? Así lo prueban numerosos indicios, la secuencia del ADN y otros estudios genéticos. Así como el coyote, el chacal, el zorro, la hiena y el dingo.

• Los lobos fueron en la antigüedad abundantes y se distribuían por Norteamérica, Eurasia y el Oriente Medio. Actualmente como consecuencia de acciones por parte del hombre, tales como la caza, los lobos habitan únicamente en una muy limitada porción del que antes fue su gran territorio.

• Un lobo adulto pesa entre 30-80 kg. Mide entre 1-1,5 metros y su alzada puede alcanzar los 60-70 centímetros. Existe una relación inversamente proporcional entre el tamaño corporal de un animal de sangre caliente y la temperatura ambiente del territorio donde habitan. Así en lugares fríos son más grandes de tamaño que en territorios cálidos.
• El lobo puede alcanzar velocidades de 60 km/hora pero su verdadera cualidad es la resistencia, pueden trotar y correr ¡hasta 100 km al día! 
• Es un animal extremamente social que vive intensamente vinculado a su manada la cual se rige por una estructura jerárquica reglamentada que hace más eficaz la supervivencia de los miembros. Una manada puede estar compuesta entre dos y seis animales, aunque se han documentado manadas con ¡más de 20 miembros!

• Dentro de la manada lideran el macho alfa y la hembra beta. Estos son los únicos que se reproducen y los que guían en el acto de la caza para alimentarse. El liderazgo de la pareja alfa en la manada se traduce básicamente en tener mayor libertad para elegir dónde quieren ir y qué les gustaría hacer, y el resto de la manada normalmente los siguen. No dan órdenes como entendemos los humanos.

• Las nuevas manadas se forman cuando un lobo deja su manada de nacimiento y reclama un territorio para buscar otros lobos. Siempre respetando el territorio de otras manadas ya que los intrusos en los territorios son ahuyentados ferozmente.

¿Por qué aúlla un lobo?

• Este asombroso lenguaje entre lobos tiene numerosas intenciones. Los lobos pueden aullar solos o en grupo, con varias intenciones: comunicativas, emotivas o sociales.

Comunicativas: para averiguar dónde se encuentra el resto de su manada. También usan el aullido para advertir a otros grupos de lobos que están invadiendo el territorio de su manada; y para comunicarse con otros grupos de la especie.

Emotivas: como acto emotivo, el aullido puede expresar tanto alegría por el nacimiento de una camada, abundante caza. Así como tristeza por los ancianos abandonados por el grupo.

Sociales: el lobo utiliza el aullido para arengar al resto de la manada antes de salir de caza, para atraer los machos a las hembras, para tranquilizar a sus cachorros así como para ahuyentar a un macho aislado indeseado.

• El aullido es característico y distinguible en cada individuo de la especie. El aullido de los individuos dominantes —macho y hembra alfa— suele ser largo y sostenido; mientras que los individuos de baja posición intercalan aullidos breves con quejidos o ladridos

El lobo ibérico

Es la subespecie autóctona de la Península Ibérica, España y Portugal. Hasta el siglo XIX el lobo ibérico se distribuía por casi toda la Península Ibérica. No fue hasta los años 70, cuando la especie se declaró en extinción. La causa principal fue que España puso en marcha una campaña entre 1950 y 1960 para exterminarlo, por considerarlo una amenaza para el ganado, además de una plaga. Se ofrecían recompensas por cada lobo asesinado dependiendo si era adulto o cachorro hasta el punto que existía la figura del “el lobero o cazador de lobos” como profesión.

Posteriormente la especie se empieza a recuperar lentamente gracias al abandono progresivo de las zonas rurales, a una menor persecución directa, y por las campañas de sensibilización.

En la actualidad en España se sigue viendo al lobo como una amenaza y no como lo que realmente es, otra víctima del ser humano que ha provocado su extinción.

Todavía existen Comunidades Autónomas en España en las que cazar lobos no está prohibido y se considera especie cinegética, incluso se subasta su caza (se paga por cazar lobos). En otras en cambio se considera especie de interés comunitario y su caza está regulada.

En nuestro país siguen existiendo intensos conflictos entre ganaderos y ecologistas sin encontrar la solución que nos permita convivir con ellos sin matarlos y sin que perjudiquen al ganado.

Nos queda un largo trabajo de concienciación sobre todo a ganaderos y cazadores, empresarios, para que podamos encontrar e implementar una solución de coexistencia pacífica entre el lobo y el hombre. Por eso pedimos tu colaboración con la difusión de este artículo y el documental que adjuntamos, entre tus familiares y conocidos. Para que conociendo algo más de esta hermosa especie, sus costumbres y comportamiento podamos apreciarlos y respetarlos, rompiendo el estigma de que son una amenaza para el hombre.

  Os dejamos un documental del Lobo Ibérico, sus orígenes y su historia.
 
© 1998 - 2014 Fundación Altarriba, Amigos de los Animales
AVISO LEGAL
|
POLÍTICA DE PRIVACIDAD